viernes, noviembre 02, 2007

Escparates


¿Han tenido algo en las manos que desean, pero que no puede ser suyo? ¿Les ha tocado dejar en la tienda lo que más les gustaba por no poder pagarlo?

Hace algún tiempo escribí como, no siempre lo que deseamos es como lo imaginamos; como, muchas veces, nuestras expectativas van mas lejos que la realidad misma y como es ese desencuentro. Pero en esas situaciones; por lo menos, lo que sea que desees, esta ahí para que lo disfrutes, para que simplemente sea tuyo por un instante.

Claro, no siempre es así, no siempre tienes la oportunidad de alcanzar eso que deseas. A veces, nos toca conformarnos con verlo simplemente, con estar del otro lado del exhibidor, del comercial, de la revista. Es bastante crudo, lo se, pero sin esas metas por alcanzar, creo que la vida no seria tan divertida como es la mayor parte del tiempo.

Pero me resulta mas cruel aun cuando por azares del destino, lo tenes ahí, al alcance de tu mano; fácil parecería simplemente tomarlo ¿Pero cuando no puedes? Cuando por mas que lo tenes entre tus manos no lo podes tomar.

Como saben un man de la U ha sido uno de mis amores platónicos desde siempre. Resulta que estamos en parciales, como buen colombiano, este sujeto dejo un w para última hora, hoy se la pasó todo el día en la portátil tratando de cunplir con la materia, al final de la tarde la espalda lo mataba. Por primera vez en años de conocerlo se me presento la oportunidad de tener mis manos sobre él, por unos minutos lo tuve entre mis manos mientras liberaba los nudos de su espalda, por unos minutos que no quería que terminaran.

Mientras mis manos recorrían su espalda, se me olvido el mundo, por ese instante se me ocurrió que podría pasar, que él se fijara en mí, que por un instante él me viera como yo a él.

En ese momento solo había dos personas en el edificio, solo dos personas en la facultad, en el mundo. No me importo que nos viéramos como nos viéramos, que se me pasara sacar la copia y me cerraran el centro de copiado. Sólo me importaba sentirle con cada milímetro de mis manos que tenía contacto con su piel, con él, con ese sueño que me daba un motivo para madrugar cada mañana, para permanecer en la ciudad el fin de semana; con él, por quien me mame los tres torneos de fútbol en los que participó. Por ese simple momento me parecio posible.

Pero como no siempre se obtiene lo que se desea, la pompa de jabon estallo, la realidad volvio a envolverme con su severidad. "hey, que gracias".

A pie de página

  • En dos semanas estaré en Bogota, espero poder hacer efectivo mi premio como lector 9999 del blog del Joker.
  • No todo fue tan rosa, confieso que tuve una erección. La verdad el man me encanta, por si no quedo claro.
  • No se si es que ande necesitado de afecto, o si es mi nauralez empelicularme con cualquier cosa, pero recientementeme siento como en al tipica escena de la caminata por el bosque, esperemos no termine como la de sherk y sea que me persiguen los aldeanos.

4 comentarios:

Monchis dijo...

Hola Tban,

Pero quien no se empelicula?

Me hiciste acordar de una frase que se me quedó grabada del libro de Rosario Tijeras: Jorge Franco decía que el amor es como una fila de sillas, en donde uno siempre se enamora del que está sentado en la silla de adelante.... y el de adelante se enamora del que sigue en la fila y así sucesivamente.

Encontrar la coincidencia de sentimientos, tiempo y lugar es muy tenaz, y por eso uno va de ilusión en ilusión, o mas comúnmente de estrellón en estrellón.

Yo he tenido también mis amores platónicos, donde el único que quiere es uno, donde el único que se ilusiona es uno, donde uno sabe que lo utilizan pero uno como bobo sigue esperando una palabra, una sonrisa, un mínimo contacto corporal.... en fin así soy yo.

Desear lo que no tenemos, y seguirlo deseando a pesar de saber que quizá nunca lo vamos a tener es un sentimiento muy humano y es la búsqueda incesante de sentirse amado, querido y valorado.

Pero como el que busca encuentra y el que persevera alcanza, de vez en cuando uno si da en el blanco... y obtiene el premio.

Todos nos ilusionamos, todos hemos sido rechazados, todos nos hemos sentido alguna vez como idiotas, pero mientras uno piense que "DE PRONTO SI", eso es suficiente aliciente para seguir intentando.

Saludos,

PIXEL RELOADED dijo...

Jeje parce, en medio de todo muy tierno el post y muy gracioso en final.

Yo creo que nunac he tenido un "platonico", pero si he tenido fijaciones con manes que me gustan "DEMASIADO"... eso es lo peor

se cuida

EL JOKER dijo...

No se pelao... eso de los amores platónicos.... no se.

Si el vuelo no se retrasa el 17 haré un esfuerzo para entregarte tu premio. I promes

Abrazos, besos, cosquillas

Blitzkrieg Bop dijo...

Los ingenieros siempre creemos en lo tangible, en lo que se puede asir, en lo que se puede tocar. Sufrir por lo inalcanzable es un atentado contra el propio ego y si no se tiene cuero de hipopótamo, la lamida de las heridas duele bastante. Además, no sabemos que es lo que se siente:¿Es amor? ¿O simple deseo carnal? Ambos no se pueden controlar, pero el sopesarlos y el saber que es lo que se quiere del amor platónico, hará más llevadera la pena del ¿amor?