jueves, julio 25, 2013

Esta madrugada tuve un sueño bastante particular. No soy alguien particularmente impresionable, es más, mi empleo me ha hecho sumamente desconfiado y un poco duro (no se di duro sea la palabra adecuada), pero es difícil conmoverme por estos días.

Habiendo nacido en una familia de extracción humilde, no me han sido particularmente ajenas las afujias económicas; es por esto que no me impresionan estas situaciones de manera particular. Con ocasión de mi trabajo debo de manera permanente estar en contacto con personas y familias que se encuentran en condiciones bastante difíciles.

En las condiciones de mi país, siempre nos encontramos con personas que pretenden abusar de los programas y servicios de las diferentes entidades que atienden población vulnerable; es así como a diario vemos noticias con escándalos de una y otra índole. No pretendo de ningún modo generalizar, es mas a diario me encuentro con familias y personas a las que y por las que me gusta mi trabajo. Familias en las que tenemos un gran impacto y a las que con los medios de los que disponemos podemos ayudar e impactar de un modo productivo. Son estas familias por las que con gusto me aguanto los madrasos, las condiciones a veces adversas en las que trabajamos y por las que me levanto contento cada día para ir a trabajar.

No obstante lo anterior, no había nunca tenido un sueño como el que me motiva a escribir el día de hoy, por lo general mis sueños son auto complacientes y algunas veces hasta carentes de sentido. Esta madrugada me despertó un sueño bastante peculiar. Soñaba que me encontraba en mi lugar de trabajo, en el que atendíamos una familia compuesta por una mujer joven, una abuela y un par de niños, uno de los cuales nunca soltó la madre, la condición de esta familia me afecto de tal modo en el sueño, que estalle en llanto un llanto que reflejaba una profunda agonía y sentimiento de impotencia.

Mucho tiempo ha pasado desde la ultima vez que llore, no recuerdo tampoco una vez en la que mi llanto halla reflejado tal sentimiento, tal fue mi nivel de aflicción que fue mi propio llanto el que me despertó. Gracias doy a Dios, de no encontrar aun una situación como esta. espero que podamos encontrar la forma de brindar ayuda a las diferentes familias que nos encontremos.  No pretendo de ninguna forma presentarme o a mi programa como "La Madre Teresa", pero espero poder continuar ayudando a tantos compatriotas que de verdad necesitan de nuestro trabajo.
Me gustan los amigos que no se quieren meter en mi cama.

Creo que uno de los signos indiscutibles de madurez personal está en el hecho de no quererme llevar a la cama a todo el que conozco, y tal vez sea por esto que se ha consolidado mi grupo de amigos. No pretendo merendarme a ninguno de ellos.

Siempre había dicho que no me resultaba incompatible sexo y amistad, y de alguna manera lo sostengo, pero a la luz de mis relaciones actuales me resulta bien diciente que de mis amigos gay cercanos no he intimado con ninguno. Sea quizá por ese velo de repudio al “incesto”, tradicional en nuestro contexto, o tal vez porque al llegar a conocerlos he intimar con ellos no tengan ya misterio y eso es en parte lo que me motiva a tirar; conocer en el otro esa faceta que se esconde entre las paredes de un cuarto, eso que no le muestra a todos (aja, el man es decente) eso que reserva para sí y su pareja y sólo es visible en la obscuridad de su acto amatorio[1].

La situación es en sí, que me resulta hasta fastidioso que todo aquel con quien las cosas pretenden ir un poco más allá de la educada cordialidad, pretenda pasar primero por mi cama. Antes lo he dicho, no soy el más chimba, pero si me resulta molesto la imposibilidad de muchos de relacionarse estando con la ropa puesta. No creo que mis días de sexo anónimo hayan terminado, pero creo que he alcanzado un momento en mi vida en el que no ando de polvo en polvo; en el que puedo relacionarme y sostener una conversación que va más allá de la anatomía sexual de los interlocutores.

Lo admito, próximo ando de dejar de ser adulto joven, y es obvio que la libido ha de caer con la edad, y en mi caso está medicamente documentado. No obstante creo que antes de llegar al apto 804 no está de más una conversadita y un relacionamiento sino más profundo si mas nutrido que el típico cuestionario de roles y tendencias amatorias.



[1] No te asustes amigo lector, me gusta tirar a media luz; donde uno ve lo que quiere y los ojos y el tacto completan esa imagen del otro.

domingo, febrero 10, 2013

esta no pretende ser una entrada con el contenido típico de este espacio, pero necesito una oportunidad de desahogarme, de expresar mi frustración. 

Sé que no suelo hablar de mi trabajo en este espacio, pero me la vuela, me saca de mis casillas tener que asumir la responsabilidad por la falta de planeación y de respeto de la entidad para con los usuarios. Entiendo que un municipio pequeño no representa mucho en al dinámica nacional de lo que hacemos, pero el tratamiento desigual sólo afecta a los usuarios; al final mi remuneración es la misma.




sábado, marzo 31, 2012

Mucho he pensado en retomar este espacio, la verdad no se que merito tendria, caresco por estos dias de la inpiracion necesaria para escribir algo realmente interesante.

De lo que antes escribia, puede verse que era mi propia vida lo que me daba la tematica para escribir; aparentemente he llegado a esa etapa en la que la rutina es la contante. Una rutina que ahora me parece bastante abrumadora, y por que no decirlo insana.

No tengo un trabajo particularmente pesado, mis horarios son bastante comodos; la verdad es un trabajo que disfruto mucho y que me brinda pequeñas satisfacciones cada día. El grave problema es que no me representa un reto, me deja demaciado tiempo libre y no lo estoy usando de la mejor manera.

El año pasado regrese a la Universidad, con un resultado por demas desastrozo; es dificil retomar un pensamiento matematico cuando se ha estudiado una ciencia social. (Como siempre para todo hay una excusa).

Es poco lo que por estos días puedo referir con orguyo en mi vida. Hace poco leia en alguna parte sobre como los trabajos estables eran vistos como un estancamiento, y en parte así lo siento y han pasado menos de 3 años. Considero que he aprendido, que de manera positiva he impactado en la vida de muchos Usuarios; tal vez no les resuelva nada, incluso que depende mas de ellos que de mí, Pero he puesto de mi parte para facilitarles las cosas.

¿Que pasó? ¿por que de todo esto?, Resulta que alguna véz y no recuerdo por que termine con la idea en la cabeza de que ha sido el sexo el motor de la historia, todos los adelantos cientificos y sociales, son y han sido en busca de lograr la satisfacción sexual; en otras palabras, comer más y mejor. En algun memento me salte toda esa parte y me dedique a "comer", casi al punto de ser un comedor nervioso, a pensar mi tiempo en funcion de eso. No me considero adicto al sexo, pero creo que es hora de reformular muchas cosas.

martes, enero 10, 2012

Hace bastante que no me paso por acá, espero me sepan disculpar; la verdad no han sido muchas las cosas que ameriten estar en este espacio, la rutina del trabajo ha marcado estos mese de ausencia.

Por estos días, una preocupación se me hace recurrente, recientemente he tenido la fortuna de encontrarme algunas personas bastante interesantes, y con las cuales he intentado establecer relaciones afectivas; en otras palabras me he enredado con algunos mancitos. Las cosas han marchado como han debido y se ha aprendido de lo vivido. No se puede pretender encontrar a alguien ideal seria la lección más valiosa por rescatar; diría yo.

Por estos días, las cosas transitan con una calma bastante agradable, están llegando muchas cosas que espere siempre, y que me han llenado de satisfacción, personal y profesional. No he de negar que en algunos momentos me siento estancado intelectualmente, pero nadie es más culpable que yo.

En este contexto, a lo que m trajo por acá. Recientemente ando de negociaciones con un mancito bastante prometedor, todo parece tener futuro, el tiempo que compartimos es bastante a meno, se ha convertido en una idea permanente en mi cabeza, en un recuerdo agradable, en términos de Disney en mi Idea Feliz. En poco tiempo hemos compartido muchos espacios y las cosas han resultado bastante bien.

Pero ¿que ocurre?, por que no estamos en el Felices para siempre, para continuar con citando el mundo mágico de Disney. A pesar de que a este chino lo conocí en plan de sexo casual y de que nuestra primera vez fue bastante buena, de haber tenido un segundo y tercer episodio bastante por encima de la media, ahora no me inspira esa chispa; ese morbo que debiera. He pasado las ultimas 2 semanas evitando situaciones que puedan desencadenar un encuentro intimo, he propiciado lugares públicos.

En retrospectiva, esto me ha pasado con todos los manes en los que me he interesado, la relación parece marchar muy bien, pero el apetito sexual cae en estrepitosa picada. Esta situación me resulta especialmente preocupante, pues no soy mas un pollo, ya va siendo hora de poner los pies en la tierra; de tener claridades de en donde estoy y para donde voy.

martes, febrero 15, 2011

Me parece sano que se discuta en un espacio ampliado la situación de las parejas del mismo sexo, respecto de la adopción, me sorprende gratamente el resultado de la urna virtual del Canal Caracol, el 48% de los participantes opinaba favorablemente al respecto.

Pero sólo por preguntar? quienes de nosotros estamos realmente interesados en tener hijos?, le he preguntado a algunos conocidos al respecto y no obtuve la respuesta que esperaba, que piensan uds? quieren tener sus propios hijos?

martes, enero 25, 2011