jueves, febrero 28, 2008

Fuera de mi burbuja


Desde que tengo uso de razón, siempre he estado envuelto en alguna actividad. Desde los 3 años asisto a la escuela, luego el cole, la U, el trabajo; y desde que recuerdo estas actividades han acaparado toda mi atención y tiempo. Adicionalmente, las actividades extracurriculares organizadas han suplido mi tiempo libre. Hoy cuanto ya termino la U me pregunto por lo que no he visto, por lo que no he hecho y por las experiencias que me faltan por vivir.

Si bien no siento que he perdido el tiempo, considero que si he perdido la oportunidad de aventurarme en cosas nuevas, que me hubieran aportado perspectivas diferentes y menos institucionalizadas de la vida. Que ¿a que viene todo esto?, Pues resulta que en los últimos días me he cruzado con varias persona que me han puesto esto en perspectiva.

De un lado un compañero de la U. Mi compañero creció en el Medellín de los 80, la época de la violencia y de los grandes carteles de la droga en la ciudad, con sus relatos me puso de presente lo que es el mundo por fuera de mi burbuja, lejos de la vigilancia de la familia y de los ambientes controlados en los que transcurrió mi niñez.

Sus historias reflejaban una ciudad de crimen y violencia, de experiencias peligrosas y de un sin fin de anécdotas que bien podrían alimentar las paginas de cualquier guión cinematográfico. Son la mirada a una vida que no me toco. Mi crianza rural me alejo de muchas de estas cosas, la vida en mi pueblo era por decir de algún modo mas plana. Si plana, en varios sentidos, las diferencias sociales no resultaban tan abisales y las experiencias mucho mas tranquilas.

Desde el otro extremo de la ciudad, conocí a un mancito, para él, la mirada avisora de su madre ha marcado un limitado contacto con el mundo, dándole una perspectiva sesgada y bastante artificial de las personas y las situaciones. Para él, el concepto de las consecuencias esta mas allá de su entendimiento.

La novedad y la sorpresa son una constante en nuestros encuentros -No solo de su parte- nuestras visiones; no opuestas, diferentes; de las cosas, nos sorprenden por igual.

He de reconocer que por instantes me desespera, la necesidad de que mi atención valla al ritmo de sus caprichos me molesta, algunas veces. La pregunta de quienes me conocen y han tenido la oportunidad de vernos interactuar ¿Como me lo aguanto? retumba en mi cabeza.

Honestamente a veces no lo hago, pero el interés de él por lo que me rodea le resulta mas fuerte que las indirectas de las que es objeto. Cada semana, sin importar agendas ni situaciones climatológicas, suena el teléfono y se repite la pregunta ¿Puedo ir hoy?.

Una vida de privilegios, es por todos sabido, no garantiza la felicidad. Pero en que medida, los privilegios limitan la propia vida. En cada conversión con él, me doy cuenta de la gran cantidad de limitaciones personales en las que creció, las prohibiciones y recomendaciones que de algún modo le asfixiaban; le mutilaban en tantos sentidos, para los que hoy busca desesperadamente una salida.

Salida para la que no se, si afortunada o desafortunadamente, soy un catalizador. No en vano esta situación me ha permitido evaluarme un poco y hacerme consiente de que no todo en la vida esta reglado, la realidad va mas allá de lo que normalmente veo, el mundo es mas complejo que simplemente cumplir con mi deber y hacer lo que esperaba.

En estos momentos, me encuentro en un momento de mi vida en el que las decisiones que tome afectan mi futuro profesional, por esto es que me parecía importante escribir al respecto, ya la linea recta a la que me aferraba de cierta forma llego a su fin, es el momento que tome las riendas de mi vida y que sea yo quien decida que sigue. Espero simplemente, hacer lo adecuado.

Apie de pagina

  • Gracias a los nuevos visitantes por pasarse por aca y dejar sus comentarios, espero tener un poco mas de regularidad.
  • Gracias a JuanF por la foto para ilustrar el anterior post.

2 comentarios:

Monchis dijo...

Hola Tban,

El ser humano siempre está sometido ante la paradoja de hacer y decidir entre lo correcto y lo incorrecto; los adecuado y lo inadecuado; lo programado y lo espontáneo, vivir de acuerdo a su raciocinio o de acuerdo a sus pasiones.

Cuando estás solo deseas fervientemente un novio, pero cuando tienes pareja aparecen ante tus ojos cualquier cantidad de oportunidades.

La Vida es una aventura donde no todo está programado, yo pienso que cada día tiene su afán y aunque hay que pensar en el futuro, no debemos dejar de disfrutar el momento presente.

Aunque yo no soy una persona especialmente religiosa, reconozco que muy en lo profundo de nuestra manera de pensar está inscrita la idea de La Salvación Eterna; es decir, que sin importar lo que nos toque padecer en este momento algún día llegará la recompensa.

La verdad es que lo anterior no puede tomarse de manera literal, y hay que disfrutar del momento presente porque el mañana nadie sabe.

Saludos,

EL JOKER dijo...

Idependientemente de las cosas, soy de los que cree que a cada quien le sucede lo que le debe suceder para que evolucione, es así de sencillo, tu desde la ruralidad y él desde las vivencias de la violéncia obtuvieron las herramientas necesarias para coincidir en el aqui y el ahora sin repelerse.

Linea recta?...agarrate pelao, conocerás una que otra curva en la vida jejeje.