martes, julio 08, 2008


Porque no me gusta el sexo, en parte las malas experiencias que he tenido en torno al asunto han generado en mi cierta resistencia a tirar; pero desde un tiempo a tras, no ha sido el sexo mismo lo que me gusta de tirarme a alguien, sé que esto va asonar bastante bizarro; pero lo que me gusta de tirarme a alguien, es el hecho de conseguir que acepten.


En parte, la intención es que me suban el ego (si, más), pero lo que me divierte es el seducir, más que el tirar. Puede ser que no me he visto en la situación de sexo animal e instintivo que me hiciera pensar lo contrario. Pero hasta ahora, el sexo no ha sido la motivación de mí actuar.


En varias oportunidades, el interés de ver materializadas mis fantasías me ha llevado de una situación a otra y también de una cama a la otra; sin embargo no el acto mismo.


En varias oportunidades, me he sorprendido pensando en mi lista de pendientes durante un episodio sexual; cosa que denotaría lo poco interesante que me resulta tirar en algunas ocasiones. Algunos podrían pensar, "Lo que le hace falta es un man que selo haga bueno", pero ya ha habido uno de tales características. Y sin embargo durante esa situación, mi fascinación se radicaba en ver satisfecho uno de mis fetiches, más que por el acto mismo de tener sexo.

La anorgasmia secundaria sería el primer diagnostico, pero he tenido muy buenos ratos en compañía de mi mismo. Una situacional tampoco, pues anteriormente he tenido experiencias muy placenteras. Sí, es consulta para mi sicóloga, eso si no insiste en que estamos perdiendo el tiempo.


Ya he adelantado un poco de la tarea y encontrado como punto común a los buenos episodios de sexo, la confianza con el interlocutor.

4 comentarios:

Monchis dijo...

Hola Tban,

Lo que se me ocurre pensar de primera mano, es que para tirar bueno se necesitan como mínimo dos.

No solo hace falta que tu compañero te atraiga, o tengas una necesidad urgente por largo tiempo de abstinencia; es indispensable que también te sientas cómodo contigo mismo, con tu cuerpo y tu desempeño.

Yo he tenido compañeros que aunque tienen un verbo seductor, al momento de la intimidad se transforman en cervatillos tímidos y desconfiados, otras veces un exceso de pudor, o incluso timidez de exhibir sus partes íntimas, los bloquea, inhibe y refrena.

Debes reflexionar en que grado te sientes bien contigo mismo, y de la respuesta que obtengas, seguramente podrás tener alguna luz del camino a seguir para salir de este limbo en el que te encuentras.

Es completamente obvio que no todas las personas tienen niveles de libido equivalentes y mucho menos que se mantengan durante toda la vida, pero si sientes que tu desempeño o ganas han disminuido por debajo de lo que quisieras, deberías hacer algo al respecto.

Eso del placer individual puede ayudar, pero en ningún momento debería reemplazar la interacción con otro ser humano...es mas sano y sabroso.

Saludos,

Milo Gasa dijo...

...Pero es que tienes toda la razón, lo mejor de la tirada es lo que ocurre antes y después de ella: primero, lograr que acepten, y después, contarle a todo el mundo y calificar el desempeño... eso no tiene nada de anormal.

PIXEL RELOADED dijo...

¿Eso son como épocas no?, por épocas uno busca cosas diferentes y le interesan cosas diferentes: conquistar, el sexo por el sexo, compañía, interacción social o simplemente descargarse.

Opino como Milo, no hay nada de raro en eso.

JASONMIND dijo...

para mi el problema no es tan circunstancial como piensas, eso de una etapa de tu vida, mas bien creo que algo en tu entorno te estimula a hacer algo que enrealidad no quieres hacer, eso de perrear pero solo por la parte de seducción y complacer al otro, yo creo que debes canalizar eso de querer aceptación pero en otras actividades, como las normales de la sociedad, y el sexo lo reserves para algo verdaderamente interesante, pues no hay nada mas seductor que una persona dificil, la gente que cae facil igual mente es facilmente desechada....