miércoles, febrero 07, 2007

¿Sana Curiosidad?

Creo que a todos nos han preguntado por uno u otro aspecto de nuestras vidas. Es común que algún amigo straight que conozca de nuestra condición nos haya preguntado alguna vez por cómo es un sitio, qué música ponen, qué gente asiste… en fin, los devenires de la, por así llamarla, “mítica” rumba gay.

Claro, pero hasta donde es esto normal, si es que el término aplica. Porque la verdad es que es muy poco frecuente que sean propiamente los amigos straigth quienes lo inviten a uno de rumba a un mariqueadero. Pero sí ocurre y con mas frecuencia de lo que se puede pensar en un principio. Todo parecería normal si fuera uno diferente cada vez, pero que sea una situación reiterativa me confunde un tanto.

Pero la tapa resulta cuando te topas con uno de esos amigos supuestamente straight, que resulta tener una tarjeta VIP de un sitio, no de un sitio cualquiera, de ¡El Sitio!

Tamaña sorpresa ¿no? La explicación muy simple: "Estaba una vez de rumba allá con unos amigos y estaban repartiéndola, y como gratis una cambiada de llanta, pues la pedí".La verdad no tuve la oportunidad de asistir a este sitio, El Sitio, pues para cuando tuve la disposición para ir ya lo habían cerrado, pero por lo que me han contado no era así de fácil obtener una… por lo que esa historia no me logra convencer del todo.De lo anterior me surge la duda: ¿Hasta dónde va la sana curiosidad?

El rollo por el que escribo esta vez es siguiente: Un compañero de la U, un mancito re open mind y toda la vaina, cierto día, en medio de no se qué conversación abrió la billetera, y como yo tengo la manía de verlo todo, la revisé. Oh sorpresa, me encuentro la VIP Card de El Sitio, y mi cara de asombro fue tal, que los presentes me interrogaron, a lo que el man contestó lo antes mencionado, sumándole un "La rumba allá era súper buena".

Entonces, ¿qué creen Uds.? La verdad al man le llevo ganas, tiene una excelente conversación y una cara que... no hay como pagarla, por lo cual y como escribí en un post anterior, nubla mi objetividad al momento de hablar de él.

Una cosa si es clara, su gusto por los Mariqueaderos va más allá de la curiosidad, ¿o no?


A pie de pagina.
  • Ricardo, pos gracias por tenerme en cuenta para el multi test, pero por ahora no creo que pueda contestar algunas preguntas, por eso prefiero dejarlo para después.
  • Joey, re bacana la campaña, pero creo que visualmente tiene mucho mas potencial, y porfa necesito que me ayudes a meterla, por que eso del código no se me da muy bien. De otro lado me gustaría saber, en que paro lo del encuentro de bloggers.

6 comentarios:

medea dijo...

Si habla como pato, camina como pato y se ve como un pato... es probable que sea un pato.


o un ornitorrinco.

Thorin (Escudo de Roble) dijo...

Medea me ha quitado el dicho de la boca...

Teban dijo...

El cuento es, que si resulta ser un ornitorrinco y no un pato y no le sabes manejar, vas a pasar un muy mal rato.

Milo Gasa dijo...

teban, no hay nada que temer a menos que una haz de luz de segundas intenciones alumbre tu joven rostro, ten algo de paciencia que si es un pato por alguna parte se le saldrán las plumas pero el necesita su tiempo para dejarlas crecer naturalmente y no irlas arrancando como con cobardía suele hacerlo estos sujetos.

Qué bacano que estés escribiendo otra vez.

Un abrazo.

Luis Contreras dijo...

Mira, un amigo me dijo que los hetero solo necesitan la oportunidad de descubrir su lado gay, y me ha funcionado muchas veces, si no es pato, al menos aprendera a graznar como si lo fuera :P

EL JOKER dijo...

Ja!... yo ando en la mismas con una amigo de la universidad que se jura re-ornitorrinco pero nuestras conversaciones son tan de "patos" que uno queda con su duda.

Para mi la probabilidad de que sea pato es del 85% con un margen de "desviación" del 5%.

Chevere tu blog...me gusta