miércoles, diciembre 13, 2006

La Bella Villa


Medellín, Medellín… esta ciudad de historias y leyendas, la ciudad que me ha visto crecer. Generalmente me gusta leer lo que se escribe de Medellín, pero no en los periódicos y revistas, sino en los medios mas personales, medios que permitan a sus autores decir lo que realmente piensan.

Se preguntarán a que viene todo esto. El cuento es que resulta fascinante ver las perspectivas de mi ciudad que por una u otra razón me resultan ajenas. Me parece bastante particular la de los extranjeros, ya que inicialmente vienen con la idea de ciudad que les dan las películas, imágenes que no son las mejores, la idea de la ciudad de los 80’s, la de los narcos y sicarios, de los homicidios a pedido y los muchachitos que a los 15 años ya traían a cuestas mas de un "trabajito".


Para ellos la ciudad es maravillosa, pero claro, del referente con el que vienen, sin sonar peyorativo, cualquier cosa es ganancia. Pero para quienes a diario vivimos la ciudad, -que en lo que va de la temporada de vacaciones hemos sufrido, de cuenta de los aguaceros la práctica paralización de la ciudad-, para quienes la goma del Metrocable pasó hace bastante o nunca la tuvimos.


Qué pensamos los medellinenses de la ciudad. No quiero partir de plantear una posición propia pues la idea es que si alguien por azar se pasa por acá opine algo, y ojalá en la medida de lo posible, la opinión no se limite a realizar una comparación con las demás ciudades del país, pues la virtud no está en mostrar los defectos de los otros, sino en resaltar lo bacano, lo que nos hace -en mi caso en particular- seguir acá, seguir trasnochándonos en los parques después de la rumba, seguir saliendo a tardear a los cafés, en fin, haciendo esas pequeñas cosas que hacen llevadera la vida.


Bueno este post se construirá con sus comentarios, así que bien puedan y siéntense donde no esté sucio.

6 comentarios:

Milo Gasa dijo...

Caballero, no te conocía hasta que dejaste tu comentario en mi blog. Tienes ideas bastante interesantes y creeme que me gustaría leerte con frecuencia.

Agradezco tus palabras, son tiempos complicados pero afortunadamente un servidor no se quiere dejar derrotar.

Un abrazo.

Thorin (Escudo de Roble) dijo...

Con Medellín me unen muchas cosas, es una ciudad a la que debo mucho. Me gusta el clima, es lo mejor de la ciudad. Me gusta la gente, su forma amable y descomplicada de ser. No me gusta para nada el encierro de la ciudad sobre si misma, eso la hace menos moderna, a Medellín le hace falta respirar nuevos aires. No todo se acaba en sus montañas. Siempre me siento a gusto allí.

RicardoP:. dijo...

1) Aunque mi familia es de allá, tardé bastante tiempo en ir a conocer la capital de la montaña
2) Las circunstancias en que la conocí serán tema de un próximo post
3) En Medellín siempre la he pasado súper
4) Me parece que es una ciudad llena de emociones intensas donde el aburrimiento no cabe
5) Quisiera tener la oportunidad de vivir allá una buena temporada y no simplemente unas vacaciones

medea dijo...

Medellín para mi es de sensaciones encontradas. Me gusta la ciudad, pero cómo extraño tener amigos para explorarla en compañía!

Me imagino que todo vendrá con el tiempo. Por ahora me dedico a caminar y andar con mis pensamientos y cámara al hombro.

Pala Labra dijo...

Hola, te agradezco mucho tu visita a mi blog.Hace un tiempo escribí algo sobre Medellín, si quieres miralo:

http://palalabra.blogspot.com/2006/07/20-de-julio-en-la-ciudad.html

Pala Labra dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.